25 orientadores del programa Forma Joven se instruyen para enseñar a menores a prevenir el consumo de drogas

0
Orientadores del programa Forma Joven, que desarrolla la Junta de Andalucía, se han instruido a través de diversas jornadas en habilidades para la prevención del consumo de drogas entre jóvenes de la provincia. “En concreto, los 25 participantes han adquirido nuevos conocimientos sobre los perjuicios del consumo de cannabis y su vinculación con la salud mental de la persona”, ha destacado la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez.   Los talleres, eminentemente prácticos, han contado con profesionales de Justicia Juvenil, asesorías Forma Joven, vinculados con el área de Salud, una psicóloga del Servicio de Atención a las Víctimas en Andalucía (SAVA) y un pedagogo. Todos ellos han abundado sobre la sensibilización para evitar el consumo de estas sustancias, la vulnerabilidad del menor, factores contextuales y neurobiológicos, así como la intervención farmacológica, detección y exposición de casos valorando las dificultades detectadas al intervenir con estos jóvenes.   Las profesionales docentes han sido Mabel Rodríguez, psiquiatra y coordinadora de la Unidad Infanto Juvenil del Complejo Hospitalario Jaén, y Lola de los Riscos, psicóloga y coordinadora provincial del programa “Ciudades ante las Drogas”. “Quiero agradecer la gran labor que se está desarrollando por parte de nuestros profesionales”, ha subrayado Jiménez, que ha advertido sobre “la necesidad de intervenir y sensibilizar a este sector de la población para evitar serios problemas de salud”. Promover entornos y conductas saludables entre los jóvenes es uno de los objetivos del programa Forman Joven, a través de un trabajo intersectorial ante los problemas de salud de los adolescentes y jóvenes, donde se tratan temas de promoción de la salud en los espacios frecuentados por este sector de la población. “Es por ello que se desarrolla en los centros escolares en forma de asesorías o talleres, impartidos por profesionales sanitarios, de educación u otros, y por alumnos formados para ello, que reciben el nombre de orientadores”, ha señalado Jiménez.   Estas actividades fomentan la igualdad entre hombres y mujeres, la eliminación de comportamientos sexistas, la prevención de las enfermedades de transmisión sexual y de los embarazos no deseados, la prevención de la accidentalidad y los perjuicios que ocasiona para la salud el tabaquismo y las drogas.    
Share.

About Author

Leave A Reply