Diputación y UJA llevarán a cabo un proyecto de investigación pionero para secuenciar el genoma del olivo

0
La Diputación y la Universidad de Jaén (UJA) llevarán a cabo un proyecto de investigación que permitirá secuenciar el genoma del olivo, un trabajo “que colocará al territorio que lidera la producción mundial de aceite de oliva a la vanguardia en investigación relacionada con el sector del olivar”. Así lo ha manifestado el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, que ha firmado con el rector de la UJA, Manuel Parras, un convenio en esta materia. Este acuerdo permitirá “saber la estructura genética de este cultivo que, si me permiten el juego de palabras, está en el ADN de nuestros pueblos y de todos los jiennenses”, ha asegurado Reyes. Durante el acto, ambos han firmado un segundo convenio por el que la UJA llevará a cabo un análisis de los principales factores de riesgo que provocan el deterioro de las infraestructuras viarias de la Diputación.   Respecto al convenio sobre el genoma del olivo, Reyes ha señalado que “este camino que emprendemos para ser punteros en el mundo de la investigación del olivar tiene una primera fase que consiste en descifrar su estructura”. “Y no es baladí el reto, en la medida en la que, a pesar de los intentos realizados hasta ahora, nadie había conseguido secuenciar de manera la estructura genética de este cultivo”, ha apuntado el presidente.   Existen antecedentes en diferentes lugares del mundo donde ya lo han hecho con otras plantas y otros cultivos, “pero en el sector del olivar, en Jaén pretendemos ser pioneros”.  Este proyecto de investigación irá dirigido a “descifrar este código genético para difundirlo, publicarlo, ponerlo a disposición de la comunidad científica, del sector privado y de las administraciones para que trabajen a partir de él”, ha explicado Reyes. Según el presidente, “dar a conocer este código nos permitirá después que entre todos lo podamos interpretar para sacarle mayor rendimiento a este cultivo, lo que significa ver qué aspecto es el que hace que el olivo produzca más o menos aceite; qué influye en que ese aceite tenga más o menos calidad; o qué detalle de esa secuencia genética hace que el olivo resista mejor determinadas plagas”. En definitiva, “es el primer paso para proteger, conocer y difundir el que es nuestro principal cultivo y muy importante en la economía de nuestros pueblos y nuestras ciudades”, ha remarcado.   Para el rector de la UJA la firma de este convenio sobre el genoma va ligada a una de las misiones más importantes de la universidad, que es la transferencia de conocimiento al tejido productivo. “El genoma es un proyecto de investigación que no se ha elegido al azar, sino pensando que nos va proporcionar una información muy buena para que otros investigadores puedan investigar y para que se hagan políticas públicas en esta materia”. Asimismo, Parras ha recordado el importante salto cualitativo que ha experimentado la UJA en la investigación de aspectos relacionados con el olivar y ha hecho hincapié en la necesidad de que la universidad “sea también líder en determinadas líneas de investigación”.   También durante este acto, Francisco Reyes y Manuel Parras han suscrito un segundo protocolo con el que la Universidad de Jaén investigará  “cómo la erosión del suelo, los movimientos de tierra, lo que llamamos los ‘riesgos asociados’, influyen en el estado y la conservación de la red de carreteras de la que es titular la Administración provincial”. Al finalizar esta investigación, la Administración provincial “contará con una herramienta informática que va a ayudar y a predecir aquellos riesgos asociados a los que se exponen las infraestructuras viarias de nuestra provincia”, ha apuntado Reyes.   En este proyecto participarán cinco investigadores que analizarán aspectos meteorológicos, geodésicos, geológicos, cartográficos, mecánicos, topográficos… En definitiva, “aquellos que pueden dar pistas de qué elementos hacen que estas carreteras e infraestructuras se desgasten y nos ayuden a predecir posibles problemas y las mejores soluciones”. De esta forma, “si conseguimos que estas infraestructuras no se deterioren o lo hagan lo menos posible, estamos facilitando las comunicaciones por nuestras carreteras en nuestra red provincial y si se deterioran menos, implicará que tengamos menos que invertir en el arreglo de estos recursos y que estos recursos podamos destinarlos a otras demandas que tenemos en la provincia de Jaén”.   Respecto a este acuerdo, Manuel Parras también ha hecho hincapié en que la realización de este estudio se enmarca en el papel que tiene la Universidad como motor de cambio y de transformación social y económica de nuestro territorio. En este proyecto, al igual que en el del genoma “se ponen a trabajar un montón de investigadores de distintas disciplinas, porque se trata de problemas que se tienen que abordar desde distintas perspectivas”.  
Share.

About Author

Leave A Reply