El programa de conservación del aguilucho cenizo permite localizar este año más de 100 nidos en la provincia jiennense

0
El Programa de Conservación del Aguilucho Cenizo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha permitido localizar entre 100 y 110 nidos de esta especie, catalogada como “vulnerable”, en la provincia jiennense este año. Esta cifra es inferior respecto a la registrada en ejercicios anteriores, consecuencia probablemente de un invierno seco, si bien Jaén sigue siendo una de las provincias con mayor número de nidos y de individuos. Así lo ha informado hoy el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Sebastián Quirós, durante el balance que ha realizado de este programa.   Quirós. Programa conservación aguilucho 2 16-06-15Del total de nidos localizados, han sido marcados 25 (en localidades como Linares, Úbeda, Torredonjimeno o Begíjar), intervenidos 12 (Linares, Úbeda, Begíjar o Baeza) y rescatados 33 (Torreblascopedro, Begíjar, Martos o Linares). Actualmente, en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas “Quiebrajano” hay ingresados 144 huevos (sólo 15 han sido estériles, mientras quedan por eclosionar una treintena), han nacido 85 pollos, 12 han causado baja, otros tantos han sido enviados al CREA de Sevilla para la técnica de crianza campestre o hacking (liberación de pollos cuando comen solos para que se produzca una integración lo más natural en ambientes agrícolas), mientras que 61 se mantienen en el CREA jiennense para su inminente suelta en la provincia.   Quirós ha explicado que el aguilucho cenizo visita la Península Ibérica a principios del mes de marzo en busca de lugares idóneos para su reproducción, seleccionando principalmente los cultivos de cereal. Precisamente, la selección de este hábitat es la causa de la elevada mortalidad por acción indirecta del ser humano, debido a que la recogida mecanizada del cereal se hace cada vez más temprana y de forma rápida, coincidiendo con el periodo reproductivo de la especie. “El descenso observado a nivel regional en la últimas décadas, llevó a la Consejería de Medio Ambiente a elaborar en la primavera de 2004 un programa destinado a garantizar la conservación del aguilucho cenizo en la Comunidad”, ha resaltado el delegado, que ha precisado que en la provincia jiennense destaca la presencia de ejemplares en las comarcas de La Loma, Campiña de Jaén y Campiña Sur.   En años de escasa pluviometría como éste, la depredación es muy alta, lo que unido a la recogida de cereales en verde, hace que la cosecha se adelante y la mortalidad por atropello y/o por destrucción del hábitat de nidificación sea muy elevada, lo que requiere de un incremento de la actividad protectora. “Para disminuir el impacto de estas prácticas, se procede a la recogida de huevos y pollos pequeños, antes de la recogida del cereal o del heno, se incuban los huevos y se crían los pollos en el CREA y se procede a la suelta de ejemplares con la técnica del hacking”, ha precisado Quirós.   Organización del trabajo Actualmente, en Andalucía existe un protocolo de seguimiento y protección del aguilucho cenizo, firmado por la Dirección General de Gestión del Medio Natural. De manera general, desde el 15 de marzo se delimitan las posibles zonas potenciales de establecimiento de esta especie, realizada por parte de los agentes de Medio Ambiente, personal de la Agencia de Medio Ambiente y el Agua, y la asociación SIECE, autorizada como colaboradora con la Consejería en el Programa de Conservación del Aguilucho Cenizo. Tan pronto se localizar las parcelas con nidos, los agentes de Quirós. Programa conservación aguilucho 16-06-15Medio Ambiente contactan con los propietarios para informarles de la existencia de un nido de una especie vulnerable en su cultivo y solicitar su colaboración. En estos casos, la medida más conveniente es el retraso de la cosecha, que garantiza el éxito reproductor y, por tanto, la pervivencia de la especie.   Con objeto de favorecer el retraso de la cosecha, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural establece subvenciones para sistemas agrarios de especial interés para las poblaciones de aves esteparias.   En el caso de hacerse imprescindible por la inminencia del inicio de la cosecha del cereal, se procede al marcaje del nido y toma de datos, que facilitará la toma de decisiones respecto a la existencia de huevos o pollos y edad de los mismos. Según estas variables, se procede a dejar rodales de 400 metros cuadrados sin cosechar, elevar la altura de corte, cercado del nido, retirada temporal de la nidada, traslado de la misma a otros cultivos o a la linde (nidos intervenidos) y, por último, rescate y traslado al CREA (nidos rescatados).   Llamamiento a la ciudadanía El Programa de Conservación del Aguilucho Cenizo ha contado siempre con la colaboración y ayuda de muchos agricultores que, a pesar del riesgo que supone para ellos el retraso de las cosechas, colaboran con el desarrollo de esta especie en la provincia jiennense. Además, se solicita la colaboración de la ciudadanía en cuanto a la localización de posibles nidos. Ante la presencia de alguna nidada, nunca se debe entrar en el cereal, pues se facilita el acceso de animales predadores, y se ha de comunicar al agente de Medio Ambiente de la zona.   El aguilucho cenizo (circus pygargus) es el menor de los aguiluchos ibéricos. Es una rapaz típica de los medios agrícolas en Europa occidental y, generalmente, nidifica en cultivos cerealistas, aunque algunas poblaciones ocupan pastizales.      
Share.

About Author

Leave A Reply